Filtros terapéuticos para baja visión

Los filtros terapéuticos protegen la retina y evitan que la degeneración macular aumente. También están indicados para personas con sensibilidad al deslumbramiento, fotofobia, visión borrosa, pérdida de sensibilidad al contraste y dificultad para adaptarse a los cambios bruscos de niveles de iluminación. Estos filtros terapéuticos eliminan la radiación UV.

Los filtros más eficaces son los amarillos, rojos y naranjas que son los que absorben al máximo en la región de alta fluorescencia, alta dispersión y longitud de onda más corta.

Dependiendo de la patología ocular, se diagnostica un filtro u otro, aunque también influye la comodidad del paciente en la elección de los mismos.

El 95% de las personas que usan filtros asegura que son beneficiosos en cuanto a confort visual, contraste de las imágenes y rápida adaptación a los cambios de iluminación